fbpx

La tarifa plana ha facilitado el acceso, en lo que a pago de cuotas se refiere. Sin embargo, no todos pueden acogerse a ella. Tras esta ayuda, se pasa a un coste mensual que debe tenerse en cuenta para el futuro de la actividad.

La tarifa plana ha desvirtuado el coste real de ser autónomo en España. Actualmente, un nuevo autónomo puede cogerse a dicha ayuda, de manera que sólo pagará 50 € al mes durante un año, para luego ir incrementando progresivamente el coste de su cuota, hasta la cantidad real que pagarás durante el resto de vida.

Por lo tanto, lo primero que debe plantearse el nuevo autónomo es que el coste de ser profesional por cuenta propia en España no es de 50 euros al mes. Esto es temporal y, además, no todo el mundo puede acceder a esta bonificación.

Cinco Días