fbpx

Fomento solicita al INE la creación de una estadística pública de precios del mercado de arrendamiento, que sirva como base para diagnosticar zonas con mayor presión y controlar la oferta.

El Gobierno redobla los esfuerzos para hacer del control del mercado del alquiler una realidad. El Ministerio de Fomento ha ordenado la creación de una estadística pública de precios de alquiler, que sirva de base para diagnosticar zonas tensionadas y poder actuar sobre la oferta de pisos.

La secretaria general de Vivienda, Helena Beunza, solicitó el pasado jueves al INE, en una carta a la que ha tenido acceso EXPANSIÓN, que dé «máxima prioridad» a la creación de una estadística de precios de las viviendas en arrendamiento. «Es un primer paso y un indicio de la dirección que quiere tomar el Ministerio», explican fuentes de Fomento.

En la misiva, Beunza insta a actuar ante una situación «de extrema necesidad». Aunque las tensiones son una realidad en grandes capitales como Madrid y Barcelona, donde el precio se encuentra en máximos históricos, según datos de Idealista; lo cierto es que no hay una estadística oficial que acredite esta situación. Ahora mismo esa coyuntura la perfilan los portales inmobiliarios, y aunque sea representativa, «no dejan de ser actores con intereses en el mercado», apuntan desde Sociedad de Tasación, que, añaden, «antes de hablar de políticas de alquiler, el Gobierno debería hablar de métricas».

Expansión