fbpx

El pasado verano nos hacíamos eco de que las intenciones del Gobierno pasaban por un incremento anual en las pensiones del 0,25%, el mínimo establecido por ley. Esta subida básica se mantendría hasta el año 2022 pero las peticiones populares ha obligado al ejecutivo a dar un giro de tuerca en las Cuentas Públicas de 2018 y finalmente el incremento será mayor de lo esperado.

La partida presupuestaria para estas prestaciones sociales alcanza 127.110 millones, un 3,5% más que en 2017, periodo en que el aumento de las pensiones fue de apenas 0,25%.

El porcentaje de incremento de las pensiones en 2018 queda establecido de la siguiente forma:

3% de incremento en las pensiones mínimas y no contributivas
2% para las pensiones de viudedad

1.5% para pensiones por debajo de 700 euros mensuales
1% para pensiones entre 700 y 800 euros mensuales

El Economista