fbpx

Fomento ha rescatado la antigua renta de emancipación para los jóvenes con la que se ofrecerá una ayuda al alquiler para menores de 35 años, que se extiende también a mayores de 65.

Esta vez no será un importe fijo -la ideada por el Gobierno de Rodríguez Zapatero eran 210 euros al mes-, sino una cuantía que irá en función del alquiler. Se subvencionará el 50% del importe mensual del arrendamiento para jóvenes y mayores-un 40% para el resto de la población-, hasta un recibo máximo de 600 euros.

Si el alquiler supera esa cifra en «casos justificados», como ocurre en las grandes ciudades como Madrid o Barcelona, cuyos precios son muy elevados, se subvencionarán hasta 900 euros.

Para ese tramo entre 601 y 900 euros, la bonificación será del 30% en todas las edades. La ayuda alcanzará, como máximo, los 390 euros para los jóvenes y mayores -330 euros para el resto-. Para beneficiarse de esta medida, cuya duración es de tres años, los ingresos deben ser inferiores a tres veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples): unos 1.611 euros al mes.

Finanzas