fbpx

El Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales aprobado por el Gobierno tendrá un impacto negativo en el Producto Interior Bruto (PIB) español de entre 586 y 662 millones de euros, con los consumidores y las pequeñas y medianas empresas (pymes) como los más perjudicados, según un informe elaborado por PwC a petición de Ametic y Adigital.

El estudio ‘Impacto de un impuesto sobre los servicios digitales de la Economía Española’ señala que el coste que tendrá el impuesto conocido como ‘Tasa Google’ será transferido a las empresas usuarias de los servicios afectados, que, a su vez, trasladarán una parte al precio final que paga el consumidor.

En concreto, estima que los consumidores experimentarán una pérdida de bienestar de entre 515 y 665 millones de euros derivada del incremento del precio de los productos y servicios, lo que que conlleva pagar más por ellos, «repercutiendo negativamente en el ahorro», o incluso, en algunos casos, no poder adquirirlos o disfrutarlos.

Por su parte, las empresas españolas usuarias de los servicios digitales verán reducido su beneficio operativo entre entre 450 y 562 millones de euros, debido tanto al aumento del coste de uso de plataformas y marketing online como a las menores ventas por el traslado de parte del precio al cliente final.

Asimismo, el informe también advierte de que la tasa digital, con la que el Gobierno prevé recaudar 1.200 millones de euros anuales, también tendrá otro impacto colateral en las cuentas públicas, ya que debido a la menor facturación en el sector también se reducirá la recaudación del IVA.

Finanzas