fbpx

El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se situó en 2.027 en el primer trimestre, cifra un 3,6% inferior a la del trimestre anterior y un 53,3% por debajo de la del mismo periodo de 2017, según la estadística de ejecuciones hipotecarias publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El objetivo principal de esta estadística es ofrecer trimestralmente el número de certificaciones de ejecuciones hipotecarias iniciadas e inscritas en los Registros de la Propiedad durante el trimestre de referencia. Estadística recuerda que no todas las ejecuciones de hipoteca terminan con el lanzamiento (desahucio) de sus propietarios.

En el primer trimestre se iniciaron 14.183 ejecuciones hipotecarias, un 14,7% más que en el trimestre anterior y un 17,8% menos en tasa interanual. De ellas, 13.428 afectaron a fincas urbanas (donde se incluyen las viviendas) y 755 a fincas rústicas.

Las ejecuciones hipotecarias sobre fincas urbanas aumentaron un 12,9% en relación al trimestre anterior, pero bajaron un 18,2% respecto al primer trimestre de 2017.

Dentro de las fincas urbanas, 6.699 ejecuciones correspondieron a viviendas, un 4,6% más en tasa intertrimestral y un 27,1% menos en términos interanuales.

Y dentro de las viviendas, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de personas físicas sumaron 2.638 en el primer trimestre, lo que supone un descenso del 7,4% respecto al trimestre anterior y del 53% respecto a un año antes. De ellas, 2.027 son viviendas habituales de personas físicas y 611 no son residencia habitual de los propietarios.

Por su parte, las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas de personas jurídicas totalizaron 4.061 entre enero y marzo, un 14,2% más que en el trimestre anterior y un 13,6% más que en el mismo periodo de 2017.

Según el INE, sólo el 0,01% de las viviendas familiares existentes en España (18.545.900) iniciaron una ejecución hipotecaria durante el primer trimestre de este año.

Finanzas