fbpx

En los últimos tiempos se ha realizado una utilización indebida de la figura del Trabajador Económicamente Dependiente (Trade) -autónomo que percibe al menos el 75% de sus ingresos de un mismo cliente-, y que ha dado lugar a la aparición del falso autónomo, que el viernes Pedro Sánchez, presidente del gobierno, adelantó que quiere hacer aflorar.

Bajo esta denominación se engloba el trabajador con las obligaciones del autónomo (como alta en Hacienda y en el Régimen Especial de Autónomos de la Seguridad Social, presentación de impuestos) y las del trabajador por cuenta propia, sin los derechos de los que disfrutan el resto de la plantilla, precisamente por su condición de autónomo, según denuncian desde las asociaciones de trabajadores autónomos como la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) y la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (Upta).

Para acabar con el fraude en la contratación por parte de las empresas y terminar con la confusión que se ha creado entre el Trade y el falso autónomo, desde ATA y Upta consideran que la solución pasa por el registro obligatorio por parte de las empresas de los contratos que realizan a autónomos.

Según los últimos datos publicados en la Encuesta de Población Activa (EPA), de las 300.000 personas que trabajan para una sola empresa, sólo hay registrados 10.000 contratos. «Se debe registrar al autónomo económicamente dependiente en un registro fundamental para que la Seguridad Social y los servicios de Inspección del Ministerio puedan actuar» declara el presidente de ATA, Lorenzo Amor.

En este sentido también se manifiesta el presidente de Upta, Eduardo Abad, que propone un registro único obligatorio para que las empresas notifiquen los contratos realizados a autónomos y, de esta forma, tanto Hacienda y Seguridad Social puedan cotejar los datos y tener más poder de actuación sobre la contratación de posibles falsos autónomos. Además, desde Upta proponen sanciones a las empresas que no registren estos contratos.

El Economista