fbpx

Los autónomos tendrán derecho a cobrar el paro y la prestación por accidente de trabajo o enfermedad profesional desde el primer día de la baja, a partir del 1 de enero de 2019, según acordaron ayer las grandes asociaciones de autónomos con el Gobierno. Entre otras prestaciones sociales, los trabajadores también se podrán bonificar el 100% de la cuota desde el segundo mes de baja por enfermedad o incapacidad temporal hasta el momento del alta; tendrán derecho a acceder a la formación continua y reciclaje profesional; y las autónomas tendrán mayor protección ante la maternidad. Todo ello, por 5,36 euros más al mes, es decir, 64 euros más al año.

«Un gran acuerdo histórico» según lo calificaron las grandes asociaciones de autónomos, tras reunirse con representantes de la Secretaría de Estado de la Seguridad Social, y que a partir del próximo año verán elevadas sus cuotas y sus bases mínimas de cotización a cambio de prestaciones sociales que hasta el momento no eran universales, sino que se debían cotizar de forma voluntaria para poder disfrutar de ellas.

El Economista