fbpx

En cuanto al empleo, el CGE constata que, de acuerdo con las cifras de afiliación a la Seguridad Social en los meses de enero y febrero, el crecimiento en el número de afiliaciones fue superior al de los meses anteriores.

Por ello, revisa sus previsiones de la tasa de paro a la baja, siempre y cuando se mantengan las previsiones de crecimiento expuestas, y las sitúan en un 15% para 2018 y un 14% para 2019.

En cuanto al IPC, mantiene sus previsiones de incremento del 1,6% para 2018 y del 1,8% para 2019 ante la «incertidumbre» derivada de la política proteccionista de Estados Unidos y la aprobación de los Presupuestos de este año.

El CGE prevé que el IPC siga creciendo hasta después del verano y se modere en el último trimestre, hasta cerrar 2018 con un incremento interanual del 1,6%.

Expansión