fbpx

La propuesta de UPTA pasa por la reducción del 20% en el IRPF de los contribuyentes autónomos cuyos rendimientos netos, es decir ingresos menos gastos, no alcancen los 60.000 euros en el ejercicio anterior y hayan cotizado, durante al menos seis meses en un mismo año natural, por una base superior a la mínima establecida en las Cuentas Públicas.

Esta iniciativa pretendería incorporarse como nuevo apartado al artículo de la ley del IRPF que permite también la reducción del 20% por inicio de actividad, una reducción que se cumplimenta en el modelo 100 del IRPF.

Hay que tener en cuenta que la reducción actual es también del 20% del rendimiento neto positivo declarado por inicio de actividad, una vez minorado con el resto de reducciones y con el límite de 100.000€ anuales, un límite que en la nueva propuesta se sitúa en 60.000 euros.

El Economista