fbpx

El Gobierno ha confirmado que la paga compensatoria a los jubilados por la desviación de la inflación se calculará en base a la media de los IPC interanuales de los últimos 12 meses (desde diciembre a noviembre). Una cifra que el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, calcula se sitúe en el 1,7%, es decir, una décima superior de la subida aplicada a los pensionistas en julio, en virtud del pacto presupuestario de 2018 que recogía el alza del 1,6%.

Este sistema lo quiere utilizar ya para la paga compensatoria que se abona a principios del próximo año para que los pensionistas no pierdan poder adquisitivo. Un sistema que el Gobierno ya ha enviado a los agentes sociales.

El Economista